Información sobre el impuesto de actividades económicas

¿Tienes que pagar el IAE? Te ayudamos a entender
cómo funciona.

+13.000 opiniones y 4,7/5 en Google

Contenidos:
Ya puedes presentar tu declaración de la renta, fácil y sin errores Únete a la revolución fiscal para autónomos 😉
Home » Impuestos en España » Impuesto de actividades económicas

¿Estás listo para sumergirte en el fascinante mundo del impuesto de actividades económicas, también conocido como IAE? Igual nadie está preparado para hablar de impuestos… pero no te preocupes: en este artículo te vamos a explicar todo lo que tienes que saber sobre este aspecto crucial de la vida empresarial y autónoma en España.

Aquí te explicamos cuáles son las actividades económicas en los impuestos de la renta que debes incluir y cuál es el régimen de tributación que se les aplica en cada caso. ¡Vamos allá!

Qué son las actividades económicas

El impuesto de actividades económicas (IAE) es ese compañero de viaje obligatorio para todos los autónomos y empresas que deciden aventurarse en el mundo empresarial, artístico o profesional dentro del territorio español. Su función principal es gravar cualquier actividad económica que tenga lugar en España, independientemente del sector o los ingresos que genere.

Las actividades económicas o de rendimientos empresariales vienen reguladas por la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o LIRPF. En esta se incluyen los rendimientos del trabajo, los del capital y los que proceden de las actividades económicas, así como las ganancias y las pérdidas patrimoniales.

Pero, ¿qué son exactamente las actividades económicas en los impuestos de la renta? Se considera que los rendimientos de dichas actividades son los que proceden tanto del trabajo personal como capital o de uno solo de ellos.

Además, es la persona contribuyente la que se encarga de la disposición de los medios de producción y/o el capital humano por cuenta propia y no ajena, como sucede cuando se trabaja para una empresa a cambio de un salario. Es decir, que se organiza de manera autónoma. Su objetivo es participar de forma directa en la producción o la distribución de los bienes o servicios.

De acuerdo con dicha ley, las actividades económicas en los impuestos de la renta son las actividades extractivas, como la pesca o la industria maderera; las de fabricación de productos; el comercio y la prestación de servicios; la minería; las agrícolas, ganaderas y forestales; la construcción; la artesanía y las profesiones liberales, artísticas y deportivas. Como nota, cuando se trata del ejercicio de una profesión, como la arquitectura, veterinaria, abogacía, etc., se consideran rendimientos de actividades profesionales.

Si quieres empezar una actividad económica o acabas de empezar, y necesitas asesoría: en TaxDown te ayudamos. Contamos con un equipo especializado en el servicio para autónomos que podrán ayudarte a declarar correctamente tus ingresos e impuestos como autónomo. Si quieres probar, entra aquí y te ayudaremos encantados 😀

Mujer autónoma delante de un ordenador presentando el impuesto sobre actividades económicas

Particularidades en algunos tipos de actividad

Además de las mencionadas, la ley contempla otras, siempre y cuando cumplan con una serie de características. De no ser así, suelen considerarse rendimientos del trabajo, como por ejemplo las siguientes:

  • El arrendamiento de inmuebles: cuando haya como mínimo una persona empleada con un contrato laboral a jornada completa o cuando se ofrecen servicios de hospedaje en una vivienda turística. Estos son la recepción, la limpieza regular, lavandería, custodia de equipaje o servicios de alimentación.
  • Cursos, seminarios y conferencias: aunque por lo general se consideran rendimientos del trabajo, figuran como actividades económicas en los impuestos de la renta cuando se ajustan con la definición de estas.
  • Obras literarias, artísticas y científicas: son actividades económicas en el impuesto sobre la renta cuando no se ceden los derechos de explotación y la finalidad se ajusta a su descripción.
  • Relaciones laborales de carácter especial: también consideradas rendimientos de trabajo, salvo cuando la relación laboral de los artistas y el resto de personas que participen en las actividades mercantiles por cuenta de empresarios que no asumen riesgo se trate de una ordenación por cuenta propia.

Una vez que tienes claro que tus ingresos proceden de actividades económicas en el impuestos sobre la renta, el siguiente paso es determinar cuál es el régimen de tributación que les corresponde. Pueden ser de estimación directa, u objetiva o por módulos. La elección depende de la facturación y del tipo de actividad; mientras que algunas actividades pueden acogerse a ambas, otras como veremos, solo pueden incluirse en la primera.

Si no tienes claro qué tipo de régimen te corresponde, en TaxDown te asesoramos. Así no te equivocarás a la hora de declarar tus impuestos y evitarás líos con Hacienda (y nadie quiere problemas con la Administración). ¡Entra aquí para comenzar!

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.

¿Has hecho ya la declaración de la renta?

Estimación directa

La estimación directa es el método más común utilizado por autónomos y pequeños empresarios para calcular sus impuestos, y se divide en dos modalidades: normal y simplificada. En la estimación directa normal, la facturación total de todas las actividades económicas debe superar los 600.000 euros al año, utilizando como referencia el año anterior. Sin embargo, incluso si la facturación es menor, es posible optar por este régimen de manera voluntaria.

Por otro lado, la estimación directa simplificada abarca aquellas actividades cuya facturación es inferior a los 600.000 euros mencionados anteriormente, así como aquellas que no son elegibles para la estimación directa normal o para la estimación objetiva. Es importante tener en cuenta que la estimación objetiva es incompatible con la estimación directa, lo que significa que una persona no puede tributar algunas actividades bajo un régimen y otras bajo otro.

Hay una excepción a esta regla cuando una persona que está en el régimen de módulos comienza una nueva actividad que se incluye en la estimación directa. En este caso, durante el primer año, debe pasar al régimen de estimación directa. Sin embargo, esta transición no puede ocurrir en sentido contrario, ya que las actividades económicas que tributan bajo estimación directa en el impuesto sobre la renta no pueden acogerse a la estimación objetiva.

Si existe una incompatibilidad entre ambos regímenes, el empresario o autónomo debe renunciar a uno de ellos. Esta renuncia se realiza en diciembre, antes del inicio de la nueva actividad, y se puede hacer mediante dos declaraciones: el modelo 036 y el 037. Otra opción es renunciar al régimen de módulos al presentar el modelo 130 de estimación directa en el primer trimestre del inicio de la actividad.

Persona delante de ordenador presentando el impuesto sobre actividades económicas

Estimación objetiva o por módulos

En la estimación objetiva, el Ministerio de Hacienda establece, mediante una orden ministerial publicada al final del año, quiénes están sujetos a este régimen y establece parámetros específicos para calcular el rendimiento anual. Sin embargo, este régimen tiene un límite, y cuando se supera, el empresario o autónomo está obligado a acogerse a otro régimen tributario.

Es importante no confundir estos rendimientos con la facturación anual. En los rendimientos objetivos se consideran diversos parámetros, como el volumen total de ingresos, el rendimiento neto previo, y factores como la minoración o el sistema de módulos.

Los requisitos para acogerse a este régimen son que los rendimientos íntegros del año anterior no superen los 150.000 euros en actividades económicas sujetas al impuesto sobre la renta, ya sea que se requiera o no la emisión de factura. Si el destinatario es un empresario y la emisión de factura es obligatoria, el límite para estas operaciones es de 75.000 euros. Sin embargo, hay excepciones para actividades como ganadería, agricultura y forestación, cuyo límite es de 250.000 euros en el volumen mencionado.

Simplifica tu vida con TaxDown, ahorra tiempo y dinero y deja tu declaración de la renta en buenas manos.

¡Calcula tu resultado gratis!

¿Necesitas asesoría?

Los primeros trámites como autónomo pueden ser un verdadero jaleo. Sobre todo, si no estás familiarizado con este tipo de trámites, que pueden parecer de primeras un poco liosos y complicados.

Por eso, en TaxDown contamos con un equipo dedicado solo a los autónomos, que podrán ayudarte a declarar tus impuestos correctamente, asesorarte y revisar cualquier trámite relacionado con tu actividad económica.

¡Entra aquí para comenzar a ayudarte!



Dibujo de persona haciendo la declaración de la renta con TaxDown

¡Tu declaración de la renta, bien hecha!

Adiós, errores. Hola, TaxDown.

Comenzar


Si necesitas más ayuda sobre el tema, escríbenos y trataremos de ayudarte:


¿Te ha servido este artículo?


Imagen

0€ por año

Conoce tu resultado sin coste

Calcula tu resultado incluyendo todas las deducciones. No incluye la presentación.

  • Incluyendo TODAS las deducciones
  • En 15 minutos
  • Fácil y claro

Elige el plan que mejor se adapta a tus necesidades

¡Más barato!
Hazlo por tu cuenta fácil y con seguridad

Desde 35€ por año

Plan PRO

  • Asesores vía email en 24h
  • Revisión final de expertos
  • Máximo ahorro garantizado
¿Una renta bien hecha al mejor precio? Este es tu plan
te recomendamos
Hazlo con apoyo de asesores en tiempo real

Desde 45€ por año

Plan LIVE

Todo lo de PRO más:

  • Chat directo con asesores
  • Respuestas en minutos
Ideal si buscas asesoría en tiempo real
¡nuevo SERVICIO!
Haz tu declaración con un experto en tu situación

Desde 55€ por año

Plan EXPERT

Todo lo de LIVE más:

  • Un experto exclusivo para ti
  • Tu experto en WhatsApp
  • Informe final personalizado
Tu plan si buscas un experto exclusivo para ti
¡más premium!
Nos encargamos de hacer TODO por ti

Desde 65€ por año

Plan FULL

Todo lo de EXPERT más:

  • Tu experto hace todo el proceso
  • Todos los trámites y ayudas incluidos*
  • Revisión de años anteriores
  • Cubrimos rentas complejas
Para los que prefieren dejarlo todo en manos de profesionales

El precio dependerá de la complejidad de tu declaración

TaxLogo

¿Qué dicen quienes ya apostaron por TaxDown?

Avatar

María

"Pensaba que solo era que te hacían la declaración y ya. Para mi sorpresa, ¡me orientan fiscalmente a lo largo de todo el año! Una verdadera pasada"

star star star star star
Avatar

Roberto

"Quise empezar a invertir en acciones y crypto y desconocía la relación fiscal que tendría y no dudé en aprovechar la suscripción para que me orientaran...muy útil!"

star star star star star
Avatar

Alicia

"iba a comprarme una casa y no sabía si me repercutiría fiscalmente, y me han aclarado absolutamente todo. Top!"

star star star star star
Avatar

Gloria

"el descuento en los planes para autónomos de trimestral es bastante bueno! ahora tengo todo centralizado y digital"

star star star star star
Avatar

Ernesto

"me asesoraron en cómo y cuándo vender mi casa para ahorrar fiscalmente, no tenía ni idea!"

star star star star star
Avatar

Ricardo

"prácticamente por el mismo precio que me cuesta un asesor, además de la renta tengo asesoría fiscal todo el año gratis...merece la pena"

star star star star star

Todos los medios hablan de nosotros


Descubre si tu declaración ha salido a devolver y sé el primero en presentarla con TaxDown

Regístrate ahora


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
¡Haz ahora tu declaración de la renta y pagando un 10% menos!

Regístrate y usa el código: ADIOSHACIENDA10