La declaración de la renta para pensionistas extranjeros

Si eres un pensionista extranjero residente en España, te explicamos lo que tienes que tener en cuenta al hacer la declaración de la renta 2021.

+8.000 opiniones y 4,8/5 en Google

Comienza a ahorrar

Home » Extranjeros y la renta » Pensionistas extranjeros

Es una duda frecuente que vamos a abordar. La ley de IRPF especifica que “todos los residentes fiscales en España deberán tributar por su renta mundial, independientemente de dónde se hayan generado los ingresos”.

Es decir, un residente fiscal en Españadebe declarar las rentas obtenidas en cualquier parte del mundo, si bien deberá remitirse a los convenios internacionales de doble imposición para evitar tributar dos veces en los casos que corresponda.

Contenidos:

¿Cómo y dónde debo tributar por una pensión que percibo de otro país?

No obstante, dentro de las pensiones, se especifican una serie de rentas que quedan exentas, como por ejemplo la pensión de orfandad, anualidades por alimentos percibidas de los padres por decisión judicial o pensiones por inutilidad o incapacidad permanente absoluta y gran invalidez, entre otras.

Asimismo, se deberá tener en cuenta lo dispuesto en los tratados y convenios internacionales que hayan pasado a formar parte del ordenamiento interno, debiendo todos los contribuyentes que residen en España declarar en su IRPF su renta mundial, independientemente de la procedencia de sus ingresos, por lo que, aunque procedan de otro país, las pensiones del extranjero deberán ser declaradas aquí en España, en la declaración del IRPF.

Por tanto, aquellas personas que habiendo trabajado en el extranjero y hayan cumplido los requisitos para tener derecho a una pensión de jubilación en ese país deben incluirla en su declaración de la renta y no hacerlo puede suponer un problema. Los últimos convenios de doble imposición, la asistencia mutua, entre los países de la Unión Europea y la mejora en las comunicaciones han incrementado las revisiones por las pensiones no declaradas.

La ley es clara en cuanto a la tributación de las pensiones del extranjero en el IRPF, pues señala que los contribuyentes que residen en España deben declarar en su IRPF por su renta mundial. Por tanto, un jubilado español que solo obtenga su pensión, no está obligado a hacer la Declaración de la Renta si sus ingresos no sobrepasan los 22.000 euros anuales.


Adiós, Hacienda. Hola, TaxDown

Pasa de perder tiempo con la declaración de la renta y pásate a la rapidez, la sencillez y el ahorro. Pásate a TaxDown.

Introduce este código en la app o web para tener 5€ de dto*:

ADIOSHACIENDA5

¡Vamos allá!

* Sólo válido para planes PRO y LIVE.


Pero si cobra otra pensión por haber cotizado en el extranjero, el límite para no presentar el IRPF baja a 11.200 euros anuales de ingresos, al tratarse de dos pagadores diferentes.

Por regla general, no realizar la Declaración cuando se tiene obligación supone tener que pagar la cuota correspondiente a la liquidación del impuesto y sus correspondientes intereses, además, una sanción de un mínimo de 150 euros.

Si se presenta, pero se omiten los ingresos procedentes de la pensión del extranjero (aunque incluirlos no afecte al resultado final), también conlleva sanción, por omitir datos.

Cómo se deben declarar las pensiones del extranjero en su declaración de la renta

El dinero que se perciba por una pensión extranjera hay que declararlo en el apartado de retribuciones dinerarias, dentro de rendimientos del trabajo. Además, hay que saber si tiene retenciones en el país que otorga la pensión:

  • Si no tienes retenciones en el país de origen: no hay que hacer nada, porque tributa de forma íntegra en España.
  • Si cuentas con retenciones en el país de origen: se debe marcar en la casilla número 96. Si se usa el programa PADRE, se localiza en «Otras deducciones de la cuota – Deducciones por doble imposición internacional».

Al abrir ese apartado, se debe consignar el importe de los rendimientos del trabajo en la casilla de retribuciones incluidas en la base general, y en la casilla de Impuestos satisfechos en el extranjero, la cuantía de las retenciones que se hubieran practicado en el país de origen. Así, el programa calcula la cantidad que se debe deducir y evita que se tribute por los ingresos en dos países a la vez.

  • Las pensiones de jubilación que se hayan originado en el extranjero deben ser declaradas en España por los contribuyentes que residan en nuestro país. No hacerlo puede acarrear varios problemas.
  • Los contribuyentes que residan en España deben declarar en su IRPF por su renta mundial, independientemente de la procedencia de sus ingresos, aunque procedan de otro país. En España es necesario un tiempo mínimo de cotización para tener derecho a una pensión de jubilación.
Dos pensionistas extranjeros con residencia en España

En otros países no es así y el Estado en cuestión abona una cantidad proporcional al tiempo cotizado, sin cuantía mínima. Significa que una persona que trabajara unos pocos años en el extranjero tenga derecho al cobro mensual de la cantidad que le corresponda por ello.

Otras consecuencias en base a la ley del IRPF:

  • La ocultación de la percepción de estos ingresos puede tener otras consecuencias, como la rebaja o eliminación de los complementos de mínimos.
  • El complemento de mínimos es el que iguala la pensión que percibe el jubilado con la pensión mínima. Es un complemento que se cobra si el importe de la pensión a la que se tiene derecho es inferior a la mínima, pero este complemento puede verse afectado si se perciben otras rentas.
  • En el caso de no haber declarado la pensión del extranjero y estar cobrando el complemento de mínimos, la Seguridad Social puede revisar la situación del pensionista y reclamarle la devolución de las cantidades cobradas indebidamente. Además, también podrán rebajarle la cantidad a cobrar a partir de ese momento.

Excepciones de convenios

Los convenios enumeran unos tipos de rentas y disponen, respecto de cada una de ellas, las potestades tributarias que corresponden a cada Estado firmante:

  • En unos casos, potestad exclusiva para el país de residencia del contribuyente.
  • En otros, potestad exclusiva para el país de origen de la renta.
    Además, debemos destacar que cuando hablamos de ingresos, en la gran mayoría de los casos pensamos únicamente en el salario. Sin embargo, la nómina no es, ni mucho menos, la única fuente de ingresos. También hay que tener en cuenta el dinero de inversiones, lo que técnicamente se consideran rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales.
Avión de juguete y hucha representando el ahorro que tienen los pensionistas extranjeros en España al hacer la declaración de la renta

En algunos supuestos, potestad compartida entre ambos países, pudiendo ambos gravar la misma renta, pero con la obligación para el país de residencia del contribuyente de arbitrar medidas para evitar la doble imposición.

Para mayor información tienes a tu disposición el manual de la renta que cada año publica la Agencia Tributaria donde se abordan cuestiones como quién debe realizar la declaración de la renta.

¿Te ha servido este artículo?

¡Gracias por tu feedback! ¡Nos ayudará a mejorar!
Dibujo de persona haciendo la declaración de la renta con TaxDown

Únete a nuestra newsletter

Te contamos todo lo que debes saber sobre fiscalidad, cryptos, acciones, impuestos, deducciones y autónomos.

Déjanos tu email y te convertiremos en un experto:

Preguntas frecuentes


Son solo números … ¡pero hablan por sí solos!

34647284

euros ahorrados

472180

declaraciones realizadas

0

fallos en declaraciones

Personas como tú a las que hemos ayudado

Hablan de nosotros

¿A qué esperas para empezar tu declaración?

Vamos