Acreditación para las personas con discapacidad a la hora de hacer la declaración de la renta

Todo lo que necesitas saber sobre las acreditaciones de discapacidad en la declaración.

+8.000 opiniones y 4,8/5 en Google

Comienza a ahorrar

Home » Discapacidad y la Renta » Acreditación Discapacidad

La acreditación que necesitan las personas con discapacidad para hacer la declaración de la renta es un certificado o resolución. Este documento debe certificar el grado de discapacidad de la persona, que debe ser igual o mayor a 33%.

La Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas establece las condiciones y organismos encargados para emitir la acreditación. Para obtenerlo la persona debe someterse a una evaluación previa.

Contenidos:

¿Cuál es la acreditación que necesitan las personas con discapacidad para hacer la declaración de la renta?

La acreditación que necesitan las personas con discapacidad para hacer la declaración de la renta es un documento oficial. El cual se conoce como certificado de discapacidad y es emitido por el Instituto de Migraciones y Servicios Sociales (IMSERSO).

El certificado o resolución de discapacidad también lo puede expedir el organismo competente de las Comunidades Autónomas (CCAA). También se acredita la movilidad reducida o la necesidad de ayuda de terceras personas.

La movilidad reducida o la necesidad de ayuda de terceras personas se acreditará mediante un estudio previo. Estos lo harán los Equipos de Valoración y Orientación dependientes de las Comunidades Autónomas.

Persona con discapacidad solicitando la acreditación ante un funcionario

¿Cómo se obtiene el certificado o resolución de discapacidad?

La forma cómo se obtiene el certificado o resolución de discapacidad es mediante una solicitud de la persona con discapacidad. Este trámite también lo puede hacer el guardador o representante legal de la persona con discapacidad.

El procedimiento para obtener el certificado o resolución de discapacidad por lo general tiene una duración de seis a ocho meses. Este es el siguiente:

La persona interesada debe acudir al Centro Base de Atención a Personas con Discapacidad, que se encuentre más cercano a tu comunidad. También puedes hacer la solicitud vía telemática para lo que necesitas la firma electrónica.

El interesado debe presentar la solicitud para el Certificado de Discapacidad, con los siguientes documentos:

  • El original y fotocopia del Documento Nacional de Identidad de la persona con discapacidad o de su representante legal. También se puede presentar el libro de familia.
  • Informes médicos, estos deben ser sociales y psicológicos.
  • Cuando el solicitante tiene la invalidez reconocida, debe presentar una fotocopia de la resolución emitida por la Comisión de Evaluación de Incapacidades.

Después de entregada la documentación, el solicitante debe esperar que lo convoquen para la valoración y el reconocimiento social, médico y psicológico. Todo este proceso se realiza en un mismo día.

El solicitante del certificado debe esperar un mes para que le sea entregada una carta donde se le informa el grado de discapacidad que se le ha asignado. A partir de este momento se inicia el período de audiencia, para que el solicitante pueda presentar los alegatos que considere necesarios.

Después de analizados los documentos y los alegatos presentados se obtiene la resolución definitiva.


Adiós, Hacienda. Hola, TaxDown

¿Quieres estar al tanto de las últimas novedades en fiscalidad? Únete a nuestra newsletter. Déjanos tu email y mantente informado:



¿Quiénes son considerados por Hacienda personas con movilidad reducida?

Hacienda considera personas con movilidad reducida a las siguientes: Las que tengan una deficiencia visual o sean ciegas. También a las que se encuentran afiliadas a la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), pero debe acreditarlo con un certificado.

Las personas que sean titulares de la tarjeta de estacionamiento para discapacitados expedida por las Comunidades Autónomas o Corporaciones Locales. Estas además deben contar con la resolución o el certificado emitido por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO). El certificado de movilidad reducida también puede ser emitido por el organismo competente de la Comunidad Autónoma.

¿Qué personas están acreditadas con un grado de discapacidad?

La Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas establece las personas acreditadas con un grado de discapacidad. Estas son las siguientes:

Igual o mayor al 33 %

Los pensionistas de la Seguridad Social que se les haya reconocido una pensión de gran invalidez, incapacidad absoluta o permanente total.

Los pensionistas de Clases Pasivas que se les haya reconocido una pensión de retiro por incapacidad permanente por inutilidad o para el servicio o pensión de jubilación.

Igual o mayor al 65 %

Las personas que su incapacidad haya sido declarada judicialmente, así no alcancen este grado.

El porcentaje de discapacidad se encuentra regulada por el Real Decreto 1971/1999, con fecha 23 de diciembre. También depende de la valoración realizada por los médicos y psicólogos.

Beneficios de la acreditación por discapacidad para la declaración de la renta

Los beneficios que reciben las personas por la acreditación por discapacidad para la declaración de la renta, son las siguientes:

Deducción de la base imponible del aportante hasta un límite máximo de 10.000 euros anuales. Esto por las aportaciones al patrimonio protegido de personas con discapacidad, también se benefician los familiares que aporten en favor del discapacitado.

Persona con discapacidad subiendose a un autobus.

Están exentas los rendimientos de trabajo que corresponden a las primas otorgadas por las empresas a compañías de seguro. Cuando sean para la cobertura de enfermedades de personas con discapacidad hasta un máximo de 1.500 euros.

La base imponible también se reduce con los planes de pensiones y otros sistemas en beneficio de las personas con discapacidad. Esto se aplica a los beneficiarios de los planes con las siguientes condiciones:

  • Con discapacidad intelectual igual o mayor al 33%.
  • La discapacidad sensorial y física con un grado igual o mayor al 65%.
  • Las personas que tengan una incapacidad declarada judicialmente sin importar el grado.

Las personas que reciban prestaciones económicas reconocidas por la Seguridad Social o por cualquier otro organismo que las sustituya, no tributan. Siempre que las prestaciones sea por los siguientes casos:

  • A causa de gran invalidez o incapacidad permanente absoluta.
  • Las prestaciones familiares establecidas en el Capítulo I, Título VI de la Ley General de la Seguridad Social.

Los haberes pasivos y las pensiones de orfandad en beneficio de hermanos y nietos incapacitados para cualquier tipo de trabajo.

Las pensiones que pertenecen al régimen de Clases Pasivas por incapacidad permanente o inutilidad. Pero para ello la enfermedad o la lesión causante inhabilita por completo al pensionado para cualquier oficio o profesión. Las pensiones pagadas por clases pasivas en beneficio de hermanos y nietos para cualquier trabajo.

¿Te ha servido este artículo?

¡Gracias por tu feedback! ¡Nos ayudará a mejorar!
Dibujo de persona haciendo la declaración de la renta con TaxDown

Únete a nuestra newsletter

Te contamos todo lo que debes saber sobre fiscalidad, cryptos, acciones, impuestos, deducciones y autónomos.

Déjanos tu email y te convertiremos en un experto:

Preguntas frecuentes


Son solo números … ¡pero hablan por sí solos!

34647284

euros ahorrados

472180

declaraciones realizadas

0

fallos en declaraciones

Personas como tú a las que hemos ayudado

Hablan de nosotros

¿A qué esperas para empezar tu declaración?

Vamos