¿Cuántos años hay que guardar la renta?

Publicado el 29/11/2022 por
Juncal De Haro
Categoría
Declaración de la Renta
Contenidos:

En este artículo abordamos unos de los temas sobre el que nadie habla, pero seguro que a todos se nos ha pasado por la cabeza: ¿Cuántos años tienes que guardar la declaración de la renta?, ¿qué pasa si no lo haces?, ¿Es realmente útil o necesario hacerlo?

Aunque posiblemente hayas entrado en pánico, si eres uno o una que no la guarda directamente. Pues no te preocupes vamos a contarte todo lo que debes saber y la importancia que tiene tener guardada la declaración de la renta o cualquier otro documento que se haya presentado a la administración.

Estos son los años que hay que guardar la declaración y por qué

Pues mira, nos vamos a andar sin rodeos: Sí es muy recomendable guardar la declaración de la renta y no un año, ni dos, ni tres, ¡sino 4 años!

Y si te preguntas a que se debe eso es básicamente porque, por norma general, Hacienda tiene 4 años para revisar y comprobar todos los importes de la declaración.

Por lo que, se podría decir que la declaración de la renta prescribe a los cuatro años desde que finaliza el plazo de presentación voluntario. A esto se le llama “prescripción”

Pero ojo, todo esto siempre y cuando no se haya paralizado el proceso, se hayan realizado correcciones, declaraciones complementarias, etc. Porque, ¿qué pasa en estos casos? Que se interrumpe la prescripción y vuelve a comenzar de nuevo el periodo cuatro años desde la última modificación. Por lo que Hacienda, tendría el contador otra vez en cero y tendría otros 4 años para revisar. ¡Así que, en verdad, esto podría convertirse en algo infinito y requerirte en cualquier momento para saber que todo está ok! Pero no te preocupes, que para eso estamos nosotros jeje.

Además hay casos excepcionales, en los que el periodo de prescripción es mayor. Algunos de esos casos son:

  • Escrituras de compra de inmuebles junto a sus facturas e impuestos.
  • Amortizaciones de mobiliario de pisos o locales alquilados.
  • Compensación de pérdidas y rendimientos negativos que se deben aplicar en posteriores ejercicios.
  • Deducción por adquisición de una vivienda.
  • Todas las facturas relacionadas con la actividad por parte de los autónomos.
  • Reinversión en rentas en personas mayores de 65 años.

Debemos repasar algunas cosas para estar seguro de que nuestra declaración del próximo año contará con todas las deducciones posibles a las que tengamos derecho.Un punto clave, y que a veces se nos olvida, es que en el caso de que Hacienda lo requiera, debemos justificar que podemos aplicarnos aquellas deducciones que tanta alegría nos dan, permitiéndonos ahorrar dinero pagando menos o haciendo que nos devuelvan más.

En la mayoría de los casos no tenemos que mandar la justificación, es decir, no necesitamos entregar ningún justificante a la hora de presentar la declaración de la renta, pero Hacienda puede requerirnos en cualquier momento los justificantes para demostrar que realmente nos encontramos en la situación que hemos declarado.

Hacienda suele mandar requerimientos, este momento suele ser visto por los contribuyentes con bastante miedo e incertidumbre, pero calma. Que la Agencia Tributaria nos requiera información, no implica nada malo, simplemente debes seguir nuestros consejos y tener la información guardada y a mano.

¿Qué puede ocurrir si no la guardas?

En el caso de que sean requeridos y no se tengan, por lo que no se puedan aportar los documentos requeridos, la ley establece sanciones muy diferentes que pueden oscilar entre los 150€ y los 6.000€. Poca broma.

Inspector de Hacienda revisando una declaración de hace 4 años de un contribuyente

Documentación y papeles que deberías guardar

Evidentemente, debes de guardar la propia declaración de la renta, pero, además, es aconsejable los siguientes documentos:

  • Certificados de todo tipo: bancarios, de retenciones de trabajo, donativos, de las aseguradoras, de retenciones de IRPF, etc.
  • Escrituras y gastos derivados de la compra de un inmueble.
  • Rendimientos de inversiones.
  • Justificante de pérdidas.
  • Contratos: de arrendamiento, de productos bancarios, etc.
  • Facturas que hayan dado derecho a ayudas o subvenciones.
  • Movimientos bancarios.

Básicamente, hay que conservar tooodos los justificantes que confirmen que los datos que se han puesto en la declaración son ciertos y así hayamos podido aplicarnos todas deducciones y beneficios fiscales de forma correcta.

¿Qué otra información guardar y cómo saber para qué deducciones aplican? Bien, debemos guardar aquellos tickets o recibos de compra, recibos de pagos, facturas…, o tener localizados los pagos con tarjeta o transferencias de aquellos gastos escolares, reformas de vivienda, pagos del alquiler…, al igual que los justificantes de las donaciones que hayamos realizado durante el año.

Las donaciones también tiene deducciones, por lo que las tendremos que justificar con un comprobante que debe proporcionarte la entidad o entidades a las que has realizado las donaciones, Hacienda proporciona un listado de entidades que permiten deducir las donaciones y ahorrar en tu declaración ayudando a los demás.

Una mujer guardando sus recibos para evitar sanciones en la declaración de la renta

Además, en comunidades autónomas como Madrid, Baleares, Castilla La-Mancha, Extremadura o Valencia, los gastos del material escolar o clases de idiomas extranjeros también pueden ser deducibles, pero debemos siempre guardar la información para justificar que este gasto ha sido real en el caso de que la Agencia Tributaria nos lo requiera.

Por ello, te recomendamos que guardes todos aquellos recibos que te puedan dar una alegría fiscal a partir de abril.

Ten en cuenta que la Agencia Tributaria exige que toda la documentación sea la original.

Consejos para no perder nada

Es muy aconsejable organizar bien todos los documentos y guardarlos tanto en papel como digitalmente.

Por lo demás, también puedes tener todas las declaraciones guardadas en el perfil de TaxDown y es mucho más fácil y no hay pérdida 😉

En TaxDown te informamos de que recibos o justificantes debes guardar y te ayudamos a completar el proceso en el caso de que Hacienda requiera información adicional. Calculamos todas las deducciones y conseguimos ahorrar el máximo en tu declaración, 483 euros de media por usuario

Entra y comprueba gratis tu declaración de la renta de este año o de los 4 años anteriores, corrígela con TaxDown, te devolvemos cada euro que te mereces.

¿Quieres ahorrar en tu declaración?
Haz la declaración con nosotros
Accede a Taxdown

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *