Cómo acceder a la declaración de la renta con la casilla 505

Si necesitas acceder a la declaración de la renta con la casilla 505 te explicamos cómo funciona en este artículo con todo detalle.

+8.000 opiniones y 4,8/5 en Google

Comienza a ahorrar

Home » Cl@ve Pin » Cómo acceder a la declaración de la renta con la casilla 505

La casilla 505 tiene una importancia básica en el pago y liquidación de impuestos. Esta entrada te explica cómo rellenar la casilla 505 para hacer la Declaración de la Renta.

Contenidos:

Los pasos para rellenar la casilla 505 para hacer la declaración de la renta

La casilla 505 de la Declaración de la Renta es la cantidad de la base imponible liquidable. Dicho de otra manera, se proporciona información acerca de lo que tienes que pagar o recibir de Hacienda.

La casilla 505 es el fin del proceso de la Declaración de la Renta. No en vano, antes hay que calcular rendimientos, ganancias, pérdidas y compensaciones de ejercicios anteriores. En consecuencia, es el resultado de un trabajo que has hecho antes. Y la cifra tiene que ser exacta, porque, de lo contrario, la suma no te saldrá.

A la información de esta casilla se puede llegar de tres formas. En primer lugar, mediante la suma y resta de los rendimientos. La segunda opción es solicitarla directamente a la Agencia Tributaria. Finalmente, puedes acceder a los datos mediante tu DNI electrónico.


Adiós, Hacienda. Hola, TaxDown

¿Quieres estar al tanto de las últimas novedades en fiscalidad? Únete a nuestra newsletter. Déjanos tu email y mantente informado:



La renta 2020 se realizó tomando como referencia la casilla 505. Eso sí, has de saber que la numeración suele cambiar porque así lo hace la casilla del IRPF. Y, a fin de cuentas, aquí se trata cuánto vas a pagar de este tributo. La correspondencia sirve para hacer con más facilidad el cálculo.

Y, como podrás imaginar, saber rellenar bien esta casilla es fundamental para saber cuánto tienes que pagar y abonar la cantidad justa y necesaria. Aquí te explicamos cómo hacerlo paso a paso:

Personas accediendo a declaracion de la renta con la casilla 505

Cálculo de rendimientos de actividades económicas

Calcular los rendimientos de actividades económicas es el primer paso que tienes que realizar. Para ello, has de añadir los ingresos que hayas generado por tu actividad profesional. Y hay que señalar que este punto, aunque cambie de nombre, es en esencia lo mismo para autónomos y empleados por cuenta ajena.

Al principio, tendrás unos ingresos brutos. A ello tienes que restarle las cuotas de la Seguridad Social y otros elementos como los gastos fiscalmente deducibles. Si hay bases a compensar de ejercicios anteriores, también se añadirán en este apartado. Esto es relevante porque, de lo contrario, no podrás trabajar de forma eficaz y pagarás más; la Agencia Tributaria permite compensar algunos ejercicios.

El resultado que tendrás es el rendimiento neto sobre el que hay que hacer los demás cálculos. A partir de ahí, puede proseguir el proceso para ver cuál es la base imponible.

Cálculo de la base imponible

La base imponible se realiza sumando a los rendimientos de actividades económicas los derivados del ahorro. Esto es, que tendrás que añadir tu saldo de cuentas bancarias, fondos de inversión y los beneficios que estas generan porque se consideran rendimientos.

Lo cierto es que los rendimientos del ahorro, de capital mobiliario, pueden ser importantes dependiendo del caso. Sea como fuere, siempre que haya hay que hacerlos constar. No en vano, es una forma de determinar tu renta real y adecuar el pago de tributos a lo que realmente generas tú o tu capital.

Adecuación del impuesto a las circunstancias personales y familiares

Las circunstancias personales y familiares influyen en el cálculo del impuesto porque generan deducciones. Lo primero que hay que aclarar es si la tributación es individual o conjunta.

En segundo lugar, hay que añadir si hay hijos menores o no a cargo porque eso desgrava. Si es así, se aplicarán distintas deducciones en el tipo de gravamen que tendrás que abonar. Es importante señalar que las Comunidades Autónomas tienen capacidad de aplicar deducciones, no solo el Estado.

Como principio general, una persona casada y con hijos pequeños pagará menos que un soltero sin obligaciones. Por otra parte, si tienes familiares dependientes también pagarás menos. Existen otras circunstancias según el territorio que pueden influir en el cálculo.

Una vez que realices los cálculos pertinentes, contarás con otra cantidad de la base imponible. Es importante que sepas, sin embargo, que esta parte es relevante y que vale la pena informarse.

Cálculo del impuesto

El cálculo del impuesto se realiza tomando como referencia los datos anteriores. Hay que recordar dos cuestiones: que el IRPF es un impuesto progresivo y que la potestad normativa está compartida al 50 % por el Estado y las Comunidades Autónomas.

Esto significa que, según dónde vivas, la cantidad a pagar variará con la misma base imponible. Es aquí donde tocará hacer el cálculo de los distintos tramos, estatal y autonómico, para determinar cuánto pagarás. Las tablas se tienen que sumar y, además, tienes que recordar que cada año pueden variar en función de los proyectos de Presupuestos.

Finalmente, es aquí donde tienes que hacer constar las deducciones por donaciones. Este apartado incluye las ONG, pero también las cuotas a partidos políticos y sindicatos.

Calculadora mostrando los números 505 en referencia a la casilla.

Determinación de cuotas líquidas y resultados

La cuota líquida es la cantidad que tienes que pagar o recibir. A eso se le tienen que restar las retenciones y pagos a cuenta. Una vez que hayas hecho el cálculo, dispondrás del resultado de la declaración, positivo o negativo. En caso de que sea positivo, tienes que pagar y, si es negativo, tendrán que devolverte dinero.

El modelo 100, al final, incluye la casilla 505 que es el resultado de todos los cálculos hechos anteriormente. Tienes que dejar constancia del pago o de cómo quieres la devolución. Recuerda que, según el año, el número de casilla puede cambiar.

Lo cierto es que la Declaración de la Renta puede ser complicada de hacer, y de entender, para neófitos. Es por eso que existe la posibilidad de solicitar el borrador a la Agencia Tributaria o de contar con colaboradores profesionales. La idea es que hagas la comprobación para pagar solo lo justo y necesario; se pierde mucho dinero por no realizar la revisión.

Conocer cómo rellenar bien la casilla 505 de la Declaración de la Renta es vital para no pagar de más. Recuerda que Hacienda, si no dices nada, no te va a rebajar el tributo. En TaxDown encontrarás conejos útiles para no pagar de más.

¿Te ha servido este artículo?


¡Gracias por tu feedback! ¡Nos ayudará a mejorar!
Dibujo de persona haciendo la declaración de la renta con TaxDown

Únete a nuestra newsletter

Te contamos todo lo que debes saber sobre fiscalidad, cryptos, acciones, impuestos, deducciones y autónomos.

Déjanos tu email y te convertiremos en un experto:

Preguntas frecuentes


Son solo números … ¡pero hablan por sí solos!

34647284

euros ahorrados

472180

declaraciones realizadas

0

fallos en declaraciones

Personas como tú a las que hemos ayudado

Hablan de nosotros

¿A qué esperas para empezar tu declaración?

Vamos