El método Kakebo, con el que empezarás a ahorrar

Publicado el 26/01/2023 por
Eva Maria Gomez
Categoría
Economía
Contenidos:
🚀 ¡Estamos abiertos! Ya puedes presentar tu declaración de la renta con TaxDown. Regístrate y calcula GRATIS tu resultado.

Aunque pueda sonar al título de una película del director japonés Mizoguchi, el método Kakebo es una técnica para conseguir ahorros de forma rápida y efectiva, que se ha popularizado a lo largo de estos años. Si te interesa, en este artículo te contamos de qué trata el método Kakebo. 

¿Qué es el método Kakebo? 

Fue creado por una japonesa llamada Motoko Hani en el siglo XX, y se trata de un método japonés que consiste en registrar los ingresos y gastos que vamos teniendo.  

Como su nombre indica, Kakebo significa “libro de cuentas”. Su creadora desarrolló este método con el objetivo de ayudar a las mujeres a gestionar las finanzas domésticas, que en la época eran las encargadas de la economía del hogar, con solo un lápiz y papel.  

El método en sí consiste en dividir, por un lado, los gastos fijos, y por otro, los variables, así se puede ver de forma visual cuáles son los gastos necesarios y lo que se pueden evitar.  

Este método puede no suponer un gran ahorro, pero sí que nos hace ser más conscientes de a dónde va nuestro dinero y cuáles son nuestros hábitos de consumo que podemos reducir.  

En resumen, se trata de un método que nos ayudará a conseguir nuestros objetivos de ahorro, enfocándonos en nuestros gastos de manera que tomaremos consciencia de cómo usamos nuestro propio dinero. 

Libreta de cuentas para ahorrar según el método Kakebo

Fundamentos

El fundamento básico es organizar, categorizar y conocer tus gastos. Para ello, lo primero que necesitaremos hacer es escribir a principio de mes cuáles son los ingresos con los que dispondremos. Por ejemplo, el sueldo fijo de cada mes. Si no tienes un sueldo fijo y tus ingresos varían, puedes hacer una estimación aproximada. 

Una vez tengamos los ingresos, escribiremos los gastos fijos que creemos que vamos a tener en ese mes. Aquí, incluiremos los gastos que cubren las necesidades básicas y que se repiten mes a mes: compra de la comida, el alquiler o la hipoteca, luz, gas, seguros…  

Cuando tengamos esto, los ingresos y los gastos fijos, el paso que sigue es el de establecer qué cantidad reservaremos para ahorrar cada mes. 


Ya puedes hacer tu declaración de la renta con Taxdown. ¡Regístrate y descubre cuánto te va a devolver Hacienda!

¡Empieza ahora!

Los balances

Vale, ya tienes lo que quieres ahorrar al mes. ¿Y ahora qué? Te explicamos. Una vez tengas tu presupuesto mensual, con el desglose de los ingresos, gastos, y el ahorro que quieres, tienes que saber que los gastos son variables, que se categorizan según la propia naturaleza del gasto. Este método los diferencia en: 

  • Gastos de supervivencia: gastos de primera necesidad como la alimentación, agua, luz, gas, transporte, etc. 
  • Gastos culturales: libros, cine, teatros, conciertos, etc. 
  • Gastos de ocio: comidas fuera de casa, viajes, salir de fiesta, etc. 
  • Gastos imprevistos: reparaciones, averías, etc. Este tipo de gastos no se pueden predecir, sin embargo, es importante que los tengamos en cuenta para que cuando lleguen, podamos hacerle frente.  

Cuando tengamos identificados los tipos de gastos, el método Kakebo dice que hay dos tipos de balances que tendremos que hacer: el semanal y el mensual. 

El balance semanal

Al final de la semana tendremos que hacer un balance de los gastos variables diarios. Al hacer este balance semanal, podremos calcular el presupuesto que tendremos para las próximas semanas. 

Esto nos ayudará a ver si vamos en buen camino para conseguir nuestro objetivo mensual. 

El balance mensual

Una vez llegue el final del mes, habrá que hacer el balance mensual. Aquí veremos si hemos llegado a nuestra meta de ahorro. 

En el caso de que no lo logremos, podemos revisar nuestros gastos para ver de cuáles podemos prescindir, para así, acercarnos a nuestro objetivo. No te preocupes si no llegas al objetivo, es cuestión de práctica el ir perfeccionando nuestros cálculos de objetivos y gastos. 

En resumen, los pasos a seguir para cumplir con el método Kakebo y conseguir ahorro son: 

  1. Define cuál es tu presupuesto mensual. 
  1. Controla tus gastos. 
  1. Apunta y registra cada día. 
  1. Balances: semanal y mensual. 
  1. Saca conclusiones sobre tus objetivos y el ahorro. 

Ventajas y desventajas

Este método se ha vuelto muy popular últimamente. Con los tiempos que corren, a todos nos interesa tener ahorro y controlar nuestros gastos adecuadamente. Veamos qué ventajas y desventajas tiene este método: 

Ventajas

  • Es un método sencillo que se adapta a la economía de cualquier persona. 
  • Al ser en papel, cada uno puede administrar sus finanzas sin necesidad de tener recursos caros.
  • No necesitas tener un máster en economía, solo tendrás que saber sumar y restar. 
  • Nos ayuda a ser disciplinados con nuestra propia economía. 

Desventajas 

  • Implica ser constante. Muchas personas no llegan al final ya que dejan de lado los balances y revisiones necesarias. 
  • Aunque se puede digitalizar, la base del método es hacerlo a lápiz y papel, por lo que tendremos que acordarnos de apuntar todo en el papel y no olvidarnos de nada. Ah, y no te olvides de guardar las facturas que pagues con efectivo para tener un recuento real de todo. 
Un bolígrafo y unas facturas simbolizando el cálculo para ahorrar gracias al método kakebo

Otros métodos similares

Como este método, existen otros con el mismo fin: ahorrar y ser conscientes de nuestros gastos. Algunos de ellos son: 

Regla del 50/30/20

En ella, se dice que tienes que destinar el 50% de tus ingresos de cada mes para las necesidades básicas, el 30% para gastos de ocio o caprichos, y el 20% para ahorrar. De esta forma, se equilibran los 3 gastos principales que solemos tener cada mes, y nos hace ser más conscientes de nuestros hábitos. 

Método ALP 

Su nombre completo es “aparta lo primero”. Un buen nombre. Y es que parece que, si solo contamos con una parte de nuestros ingresos, nos la apañamos para vivir el resto del mes con esa cantidad (siempre y cuando sea razonable, claro). Así que este método dice que calculemos un presupuesto mensual para que así, saquemos la cantidad que queremos ahorrar, y lo apartemos primero. 

Método de Harv Eker 

Este método dice que se destinará el 55% de tus ingresos a las necesidades básicas y gastos fijos necesarios. El 45% restante se divide en: 

  • Un 10% para invertir. 
  • Un 10% para formación. 
  • Un 10% para ocio y caprichos. 
  • Un 10% para ahorrar. 
  • Y el 5% restante para causas benéficas. 

Vale, a lo mejor Harv Eker es demasiado optimista con este método. Siendo conscientes, a muchas personas no les sobra tanto dinero como para invertirlo o hacer donaciones. Por lo que este método es más para personas con grandes fortunas. 

El reto de las 52 semanas 

Aunque no es un método como tal, es un reto de ahorro que consiste en ir ahorrando cada semana del año 1€ más que en la anterior: 1€ la semana 1, 2€ la semana 2, y así hasta la 52 con 52€. Al final del año, conseguiremos un ahorro de total de 1.378€.  

El reto de los 30 días

En este caso, es igual que el anterior pero cada día y en un mes. Es decir, el día 1 ahorras 1€, el día 2 ahorras 2€, etc. Así ahorrarás en un mes 465€. Puedes bajar la cantidad inicial para ser más realista según tu situación, al final, la finalidad es marcarte un objetivo realista para poder cumplir cada día y conseguir ese ahorro. 

Si te interesa saber sobre más métodos de ahorro para posibles imprevistos, te dejamos aquí un artículo en el que te contamos más. 

¿Ahorrar en impuestos? 

Ahorrar en cualquier momento es importante. Por eso, en TaxDown te ayudamos en tu declaración de la renta para que pagues solo lo justo y necesario.  

Nuestro algoritmo propio detecta a qué beneficios y deducciones fiscales tienes derecho con solo responder a unas preguntas, ¡no te llevará más de 10 minutos! 

De forma normal, no se incluyen en el borrador de la renta, si no que tienes que meterlas manualmente. Por ello, muchas personas se pierden este ahorro que puede llegar a ser muy significativo. 

Si te interesa saber si puedes tener un mejor resultado en tu declaración, nuestros asesores fiscales te esperan encantados de ayudarte.  

¿Quieres ahorrar en tu declaración?
Haz la declaración con nosotros
Accede a Taxdown

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *