?>

¿Cuándo prescriben las deudas con Hacienda? 

Publicado el 28/02/2023 por
Juncal De Haro
Categoría
Declaración de la Renta
Contenidos:
¿Tienes un requerimiento de Hacienda y estás hiperventilando? ¡No te preocupes! Nosotros te lo gestionamos 😉 ¡Ayúdame!

Estamos seguros de que alguna vez te has preguntado hasta cuando puede revisar Hacienda las declaraciones de la renta ya presentadas o no. O incluso que pasa si ponemos algún importe erróneo. ¿Quién lo corrige?, ¿pueden notificarme algún error de cinco años atrás, por ejemplo? 

Todas estas preguntas son las que vamos a tratar de darle respuesta en este artículo. Hablemos sobre la prescripción y todo lo que gira en torno a ella.  

¿Qué es la prescripción? 

 La prescripción de deudas con Hacienda es un tema que nos preocupa tanto a ciudadanos, autónomos y también empresas.  Ya que, como sabemos, las deudas con la Administración Tributaria pueden tener consecuencias graves, como multas, embargos, etc.  

Por ello, es importante conocer cuándo prescriben estas deudas y qué hacer en caso de que se haya producido la prescripción. 

Veréis, la prescripción es un plazo establecido por la ley, que una vez transcurrido, implica la pérdida del derecho de la Administración Tributaria a exigir el pago de una deuda. Es decir, si ha pasado el plazo establecido y Hacienda no ha reclamado el pago de la deuda, ésta prescribe y ya no se puede reclamar su pago. 

Personas agobiadas pensando cuándo prescriben las deudas con Hacienda

¿Cuándo prescriben las deudas con Hacienda? 

Las deudas con Hacienda prescriben en un plazo que varía según el tipo de deuda y la normativa aplicable. Por normal general son 4 años. Los momentos más relevantes en los que empieza a contar la prescripción son: 

  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF):  Lo que a nosotros nos interesa. Las deudas aquí prescriben a los 4 años desde el término del plazo voluntario de presentación de la declaración o, en caso de haber presentado la declaración fuera de plazo, a los 4 años desde la presentación. En el caso de que se haya realizado una declaración complementaria, el plazo de prescripción comenzará a contar desde la presentación de dicha declaración.
  • Impuesto sobre el Patrimonio: Aquí también las deudas prescriben a los 4 años. Pero si no se ha presentado la declaración, la deuda no prescribe. 
  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA):  Una vez más, las deudas por este impuesto prescriben también a los 4 años. Y si se han realizado autoliquidaciones, el plazo comenzará a contar desde la fecha en que finalice el plazo para la presentación de la autoliquidación correspondiente al último período. 
  • Retenciones e ingresos a cuenta:  Las deudas por retenciones e ingresos a cuenta prescriben a los 4 años desde el término del plazo voluntario o, en caso de haber presentado la declaración fuera de plazo, a los 4 años desde la presentación. 
  • Sanciones tributarias:  También las sanciones tributarias prescriben a los 4 años desde que se haya producido la infracción que las motivó. En caso de que se trate de infracciones continuadas, el plazo comenzará a contar desde el momento en que se haya producido la última infracción. 
Comenzar

      ¿Qué ocurre cuando una deuda prescribe? 

      Cuando una deuda con Hacienda prescribe, la Administración Tributaria pierde su derecho a exigir su pago. Esto significa que la persona deudora o empresa ya no tiene la obligación legal de pagar dicha deuda.  

      En otras palabras, la prescripción de una deuda con Hacienda significa que ha pasado el plazo legal establecido para reclamar su pago. Por lo tanto, la Administración Tributaria no puede tomar medidas para cobrar esa deuda. 

      Sin embargo, ojo, es importante tener en cuenta que existen ciertos casos en los que la prescripción puede ser interrumpida, lo que significa que el plazo para reclamar el pago de la deuda se reinicia y empieza a contar de nuevo desde cero.  

      Por ejemplo, si el deudor reconoce la deuda o realiza cualquier gestión que implique reconocimiento expreso o tácito de la misma, la prescripción se interrumpe y se reinicia el plazo de prescripción. 

      En cualquier caso, si una deuda ha prescrito, recomendamos conservar toda la documentación que acredite la fecha de prescripción, ya que puede ser necesaria en caso de que la Administración Tributaria reclame el pago de la deuda en el futuro. Además, es muy recomendable revisar periódicamente la situación fiscal propia o de la empresa, para evitar que se acumulen deudas y evitar la prescripción de las mismas. ¡Pero para eso está TaxDown! 

      Manos al rescate por prescripción de deudas con Hacienda

      ¿Cómo actuar en caso de no poder pagar las deudas con Hacienda?  

      Si un contribuyente o empresa no puede pagar las deudas con Hacienda, lo más recomendable sería los siguientes pasos que vamos a describir: 

      • Presentar una solicitud de aplazamiento o fraccionamiento: Esta solicitud debe incluir un plan de pagos que se ajuste a las posibilidades económicas del deudor. Así como los motivos de esa solicitud. 
      • Revisar la situación económica: El objetivo de esto es buscar formas de mejorar la situación económica: como reducir gastos o aumentar ingresos. Y ni que decir tiene que estamos para cualquier duda respecto a ella. 
      • Buscar asesoramiento legal y financiero en TaxDown: Esta sin duda, es el mejor paso ya que velaremos siempre por tus intereses y situación fiscal más favorable. 
      • Evitar acumulación de nuevas deudas: Es importante evitar acumular nuevas deudas con la Administración Tributaria y cumplir con las obligaciones fiscales en el futuro para evitar problemas similares en el futuro. 

          En resumen, es importante contar con unos asesores especializados en derecho fiscal que puedan ayudar a los contribuyentes a tramitar sus impuestos de forma correcta. ¡Y en TaxDown tenemos a l@s mejores! No dudes en ponerte en nuestras manos, si tienes cualquier duda fiscal.  

          ¿Quieres ahorrar en tu declaración?
          Haz la declaración con nosotros
          Accede a Taxdown

          Deja una respuesta

          Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *