Delito Fiscal

Consideramos delito fiscal cuando una persona o empresa defrauda más de 120.000€.

Consideramos delito fiscal cuando una persona o empresa defrauda más de 120.000€.

¿Qué se considera un delito fiscal?

Son aquellos que se dan cuando se defrauda a la Hacienda Pública estatal, autonómica, foral o local, eludiendo o lo que es lo mismo, saltándose el pago de tributos que le corresponden a cada contribuyente. Esto siempre y cuando la cuota defraudada exceda de 120.000 euros.

De hecho, el Código Penal Español menciona en los artículos 305-310 que quien cometa dicho delito tendrá una pena de cárcel de 1 a 5 años.

Ahora bien, se podría plantear el caso que los asesores fiscales de los contribuyentes obligados a pagar también pudieran ser sujetos activos de este delito, pero la realidad es que solo podrían ser los responsables de delitos instrumentales que sirvieran para cometer el delito fiscal en cuestión.

Según el artículo 31 del Código Penal quienes sí que pueden ser autores de un delito fiscal son aquellos que actúen en nombre de otro.

Las conductas que la legislación penal considera un delito fiscal son las siguientes: la elusión de pagos, la obtención indebida de devoluciones y el disfrute indebido de beneficios fiscales.

Os aconsejamos que para llevar un mejor control de todas tus facturas y no ocurra nada de esto lo mejor es guardar todos los documentos y tener un asesor fiscal que te ayude en los trámites.

¿Prescriben los delitos fiscales?

Esto se regula en la Ley General Tributaria, en su artículo 66. Aquí establece un plazo de 4 años para la prescripción de infracciones fiscales.

La parte buena (por llamarla así) es que las deudas con la administración tributaria no son eternas ni para siempre.

Sin embargo, si llega el momento en el que se investiga un delito fiscal con Hacienda y se procede a demandar e iniciar un juicio, el plazo citado anteriormente se congela y deja de computar (esta es la parta menos buena).

Y ojo al dato porque en estos casos no se produce la prescripción del delito, sino que se extiende hasta que se resuelva el juicio con Hacienda.

No obstante, el tiempo de prescripción y las sanciones por delito fiscal varían dependiendo del tipo de fraude o delito que se ha llevado a cabo.

A cuánto ascienden las multas

Es necesario que la cantidad que se defrauda supere los 120.000 euros. En el caso de no llegar a esa cantidad, puede conllevar sanciones leves como una multa de 150€, de carácter grave con un mínimo de 1.000€ y las muy graves una sanción fija de más de 30.000€.

Imagen
No es ninguna tontería y mejor dormir por las noches tranquilos sin miedo a que te persiga Hacienda y todo su séquito.

Ya puedes presentar tu declaración de la renta, fácil y aplicando todas las deducciones que te pertenecen. Calcula gratis tu resultado.

¡Regístrate ahora!

Otros términos relacionados

Related Posts

Parece que no tenemos ningún término relacionado...

¿No era esto lo que buscabas?

Échale un vistazo a estos otros términos

X
¡Haz ahora tu declaración de la renta y pagando un 10% menos!

Regístrate y usa el código: ADIOSHACIENDA10