Cómo funciona la Renta Vitalicia para mayores de 65 años

Publicado el 29/08/2022 por
Alvaro Icaza
Categoría
Planificación fiscal

Los economistas más agoreros aseguran que no tendremos pensión cuando nos jubilemos y que por eso es importante que contratemos una renta vitalicia. Por lo que pueda pasar, oye. Pero, ¿cómo funciona una renta vitalicia? ¿Realmente puede sustituir a una pensión? ¿Y cuántos impuestos hay que pagar por ella?

Contenidos:

¿En qué consiste?

La renta vitalicia es un seguro de vida y/o ahorro que, si la contratas, te aportará una renta periódica para toda la vida. Dicho así suena fantástico, pero claro, no es como el sueldo de Nescafé.

Normalmente, para poder disfrutar de ella, tienes que pagar una cantidad de forma periódica durante muchos años. Todo tiene su truco. ¿Lo bueno? Que los productos financieros como la renta vitalicia tienen algunas ventajas fiscales que merece la pena tener en cuenta.

En otras palabras: todo el dinero que aportes durante años a ese seguro de vida la aseguradora te lo devolverá cuando tú digas hasta el momento de tu fallecimiento. Vamos, que es como un préstamo que haces a una entidad aseguradora. Además, suelen ser productos con poco riesgo de inversión: no tendrás grandes beneficios por ello pero tampoco grandes pérdidas.

La rentabilidad de las rentas vitalicias varía mucho dependiendo del tipo de aseguradora y producto que contrates. Hay rentas vitalicias que te aseguran un 1% de rentabilidad anual, y otras un 1,5% aproximadamente. Como puedes ver, la rentabilidad no es muy elevada, y por eso están más concebidas como un complemento a la pensión de jubilación. Además, si la rentabilidad está por debajo de la inflación, habrá ocasiones en las que estarás perdiendo dinero. En cualquier caso, antes de contratar una renta vitalicia, te recomendamos estudiar las condiciones o inluso consultar a un asesor financiero.

Tributacion renta vitalicia para mayores de 65 años

Por último, nos gustaría comentarte que hay diferentes tipos de rentas vitalicias en función de cuándo quieres cobrar ese dinero y cómo quieres recibirlo.

Rentas vitalicias en función de cuándo quieres cobrar el dinero

  1. Inmediata. Empiezas a cobrar el dinero nada más contratar el producto.
  2. Diferida. Lo contratas a una determinada edad, y empiezas a cobrarlo cuando tú decidas. Normalmente, las personas suelen activar el retorno cuando se jubilan.

Rentas vitalicias en función de cómo quieres cobrar el dinero

  1. Capital cedido. Con este modelo recibirás más dinero. El riesgo es que, si falleces, el dinero que quede en tu cuenta se perderá y no podrá ser rescatado por tus familiares.
  2. Capital reservado. Aquí, a diferencia de las rentas vitalicias de capital cedido, tus herederos sí podrán rescatar el dinero que haya quedado en tu renta vitalicia, aunque su valor será menor.
  3. Mixta. Permite ‘rescatar’ el dinero en cualquier momento que quieras y, en caso de fallecimiento, tus herederos podrán recibir un porcentaje.

¿Qué requisitos necesitas para pedir la renta vitalicia?

Los requisitos para solicitar una renta vitalicia son muy variados. ¡Y dependen de cada entidad aseguradora! Por eso no podemos enumerarte todos aquí, pero sí es verdad que hay un requisito común en todas ellas: la aportación inicial.

Y es que, para contratar una renta vitalicia, normalmente te suelen pedir que abones una aportación inicial. La cantidad, como puedes imaginar, suele variar bastante dependiendo del tipo de producto que contrates. Habrá aseguradoras que te pidan 12.000€, otras más y otras menos. Consejo: ¡lee siempre la letra pequeña!

Cómo funciona la fiscalidad de la renta vitalicia

Si vas a contratar una renta vitalicia, habrás percibido que uno de los mayores beneficios que ensalzan las diferentes aseguradoras que las ofrecen son sus ventajas fiscales.

¿Es cierto que las rentas vitalicias tienen ventajas fiscales? Sí. ¿Es tan bueno como dicen? Depende.

Con las rentas vitalicias ocurre lo mismo que con los planes de pensiones: hay una parte que está exenta de impuestos. Pero todo depende de a qué edad empieces a recibir esa renta vitalicia. Si, por ejemplo, empiezas a cobrarla con menos de 40 años, la renta exenta será 60%, por lo que tendrás que declarar sobre el 40% restante y a un 8%. Y al contrario: si empiezas a cobrar la renta vitalicia con más de 70 años, la renta exenta será un 92%, siendo solo el 8% restante sobre la cantidad que tendrás que tributar (¡y encima a un 1,6%!).

Pero para que quede todo claro, te mostramos la siguiente tabla, donde verás claramente cuándo es más ventajoso, en términos fiscales, empezar a cobrar la renta vitalicia:

Edad cuando lo contratas Renta exenta Renta para pagar impuestos Tributación
<40 años 60% 40% 8%
40-49 años 65% 35% 7%
50-59 años 72% 28% 5,6%
60-65 años 76% 24% 4,8%
66-69 años 80% 20% 4%
>70 años 92% 8% 1,6%

Y como somos TaxDown, también te diremos que la parte de la renta vitalicia que no está exenta de tributación, se refleja en tu declaración de la renta como rendimientos de capital mobiliario.

Otra ventaja fiscal que tienen algunas rentas vitalicias, siempre que tengas más de 65 años, es la posibilidad de contratarlas a partir de la venta de algún bien patrimonial que hayas tenido, como por ejemplo acciones o una segunda vivienda (la residencia habitual no contaría para esta ventaja, ya que está exenta de por sí para mayores de edad). Es decir, que si obtienes una ganancia por esa venta y tienes que pagar impuestos, parte de esos impuestos puedes evitarlos si con esa cifra recibida contratas una renta vitalicia.

Como no estamos muy seguros de haber explicado muy bien este punto, vamos a contártelo con un ejemplo.

Imagina que, tras muchos años trabajando, has llegado a los 65 años y te has jubilado (¡enhorabuena!). Y encima, para tener más dinero, vas a vender el piso que tienes en Torrevieja por 150.000€ (¡enhorabuena otra vez! Cómo está el mercado inmobiliario, ¿eh?). Pues bien, si esos 150.000€ los usas íntegramente para abrir una renta vitalicia, no tendrás que pagar IRPF por la venta de ese inmueble. Eso sí, para realizar esta operación hay que hablar con la aseguradora y cumplir ciertos requisitos, como contratar la renta vitalicia con un máximo de 6 meses desde la venta o empezar a cobrarla a partir de un tiempo determinado.

En términos fiscales, otro aspecto a tener en cuenta es saber qué pasa si falleces. Sí, es horrible hablar de este supuesto, pero hay que contemplar todos los casos y, en definitiva, estamos hablando de qué pasa con tu dinero. Si la renta vitalicia que has contratado permite un ‘rescate’ y tus hijos, pareja o cualquier otro heredero puede beneficiarse de lo que queda en esa cuenta, estas cantidades tributarán sobre el impuesto de Sucesiones y Donaciones, algo que depende de cada Comunidad Autónoma.

Lafiscalidad de la renta vitalicia

Preguntas frecuentes

  • ¿Hay alguna edad tope para contratar una renta vitalicia? Normalmente no la hay, pero depende de cada entidad aseguradora. Por lo que te recomendamos, nuevamente, que leas la letra pequeña con especial atención.
  • Si fallezco, ¿qué pasa con todo el dinero que queda en esa cuenta? Depende de la renta vitalicia que hayas contratado. Si es de capital reservado, ese dinero si podrá ser ‘rescatado’ por tus herederos. Y si has contratado una renta vitalicia de capital cedido, el dinero que quede en tu cuenta se perderá.
  • La renta exenta de tributación de las rentas vitalicias, ¿aplica a toda España? La tabla que te hemos mostrado más arriba aplica a toda España menos a Navarra y País Vasco, que tienen un régimen de tributación propio.
  • ¿Merece la pena contratar una renta vitalicia? Desde TaxDown no podemos darte una opinión definitiva sobre ello. Depende muchísimo de tus circunstancias. Si lo haces por rentabilidad, hay otros productos más atractivos; y si tienes más de 65 años y lo haces como medida de ahorro para no gastártelo en el momento, sí puede ser interesante por las ventajas fiscales. ¡Pero todo depende de ti!
  • ¿Cuánta rentabilidad ofrecen las rentas vitalicias? Como hemos dicho anteriormente, la rentabilidad media de este tipo de productos es de 1%-1,5%.
  • La renta vitalicia, ¿es igual de rentable para hombres y mujeres? Esta pregunta parece absurda, pero no lo es. Las mujeres, al tener mayor esperanza de vida, les será más costoso rentabilizar una renta vitalicia que a un hombre, cuya esperanza de vida es menor. Según un estudio realizado por Asesores Financieros Internacionales, un hombre de 67 años recibiría 345€ al mes si aporta inicialmente unos 55.500€. Mientras que para una mujer de 67 años, si quiere obtener esos 345€ mensuales necesitaría invertir inicialmente casi 72.000€. ¿El motivo? La esperanza de vida es una variable que se tiene en cuenta a la hora de contratar una renta vitalicia.

Sea como sea, si finalmente te decantas por contratar un producto como la renta vitalicia, queremos decirte que no te preocupes por el tema fiscal, ya que desde TaxDown te asesoraremos y te incluiremos correctamente en tu declaración de la renta todo lo que tengas que tributar. ¡Y nos aseguraremos que no pagues impuestos de más!

¿Quieres ahorrar en tu declaración?
Haz la declaración con nosotros
Accede a Taxdown

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.