¿Casado o pareja de hecho? ¿Qué te conviene más a nivel fiscal?

Publicado el 14/02/2024 por
Edgar de Paz
Categoría
IRPF
Contenidos:

Resumiendo, que es gerundio

Decidir entre casarse o ser pareja de hecho implica considerar diferencias fiscales significativas. Los casados disfrutan de beneficios como la declaración conjunta en el IRPF, deducciones por aportaciones a planes de pensiones, discapacidad, y vivienda habitual, además de ventajas en la pensión de viudedad e Impuesto de Sucesiones. Las parejas de hecho, aunque limitadas en estas áreas, pueden obtener ventajas fiscales si tienen hijos en común. La elección entre ambas opciones debe basarse en una evaluación de la situación personal y financiera, ya que afecta tanto a la relación como a la economía familiar.

🚀 ¡Estamos abiertos! Ya puedes presentar tu declaración de la renta con TaxDown. Regístrate y calcula GRATIS tu resultado.

Si estás aquí te estarás preguntando si resulta más beneficioso desde el punto de vista fiscal estar casado o vivir como pareja de hecho. La respuesta, aunque pueda parecer complicada, se aclara al profundizar en las diferencias fiscales que existen entre ambas opciones. Por lo que vamos a desgranar este tema para que puedas tomar la mejor decisión según tu situación.

Diferencias a nivel fiscal entre estar casado y ser pareja de hecho

Declaración conjunta: un privilegio del matrimonio

Una de las ventajas más significativas del matrimonio es la posibilidad de hacer una declaración conjunta en el IRPF, algo vedado para las parejas de hecho. Esta opción resulta especialmente atractiva cuando uno de los cónyuges no trabaja o sus ingresos son significativamente menores, pudiendo suponer una reducción de hasta 3.400 euros. ¡Nada mal como incentivo para dar el «sí, quiero»!

Deducciones por aportaciones y discapacidad

El matrimonio también abre la puerta a deducciones fiscales específicas que las parejas de hecho no pueden disfrutar. Por ejemplo, si contribuyes al plan de pensiones de tu cónyuge, puedes beneficiarte de una reducción adicional de hasta 1.000 euros anuales. Además, si tu pareja tiene una discapacidad superior al 33%, podrás aplicar una deducción de 1.200 euros en tu declaración del IRPF.

Dos personas jóvenes que son pareja de hecho y que tendrán menos beneficios fiscales.

Deducción por vivienda habitual

Otra ventaja exclusiva de los casados es la deducción por vivienda habitual. Si uno de los cónyuges abandona el hogar pero sigue contribuyendo a la hipoteca, y en la vivienda permanecen los hijos del matrimonio, se puede seguir aplicando esta deducción. Las parejas de hecho, en cambio, no tienen acceso a este beneficio.


Ya puedes hacer tu declaración de la renta con Taxdown. ¡Regístrate y descubre cuánto te va a devolver Hacienda!

¡Empieza ahora!

Pensión de viudedad e Impuesto de Sucesiones

Más allá del IRPF, el matrimonio ofrece ventajas en otros ámbitos fiscales. Por ejemplo, el acceso a la pensión de viudedad y las deducciones en el Impuesto de Sucesiones son más accesibles para los cónyuges casados. Las parejas de hecho deben demostrar una convivencia estable de al menos cinco años para acceder a beneficios similares, y aún así, las deducciones en el Impuesto de Sucesiones dependen de la legislación de cada comunidad autónoma.

Imagen
Si eres de los que prefieren una declaración conjunta a una declaración de amor, ¡es hora de casarse!

¿Y las parejas de hecho?

No todo está perdido para las parejas de hecho, especialmente si tienen hijos en común. En estos casos, se aplican ventajas fiscales de manera proporcional, independientemente de si están casados o no. Sin embargo, estas ventajas son más limitadas en comparación con las que disfrutan los matrimonios.

No todo son malas noticias. Aunque las parejas de hecho no puedan beneficiarse de la tributación conjunta en los mismos términos que las parejas casadas, existen otras formas de optimizar la declaración de la renta y asegurarse de no pagar de más. Si usas Taxdown nos encargaremos de encontrar hasta la última deducción que aplique a tu caso y podrás ahorrarte un buen dinero en tu declaración de la renta.

Además, es importante considerar otros aspectos como la herencia y la pensión de viudedad. Mientras que los cónyuges tienen derecho al usufructo del tercio de la herencia y solicitar la pensión de viudedad es más un trámite que un desafío, las parejas de hecho deben cumplir con requisitos adicionales y, en algunos casos, pueden encontrarse con menos protección.

Pareja casandose que tendrá ventajas fiscales sobre una pareja de hecho.

Conclusión

Decidir entre casarse o formar una pareja de hecho no es solo una cuestión de preferencias personales o compromiso emocional; también implica considerar importantes diferencias fiscales. Si bien el matrimonio ofrece una gama más amplia de beneficios fiscales, especialmente en lo que respecta a la declaración conjunta del IRPF, deducciones específicas, y facilidades en la pensión de viudedad e Impuesto de Sucesiones, las parejas de hecho también disfrutan de ciertas ventajas, sobre todo cuando hay hijos de por medio.

En última instancia, la decisión debe basarse en una evaluación detallada de tu situación personal, financiera y familiar. Recuerda, la elección entre casarse o ser pareja de hecho no solo afecta tu relación, sino también tu bolsillo. ¡Así que elige sabiamente!

¿Quieres ahorrar en tu declaración?
Haz la declaración con nosotros
Accede a Taxdown

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
¡Haz ahora tu declaración de la renta y pagando un 10% menos!

Regístrate y usa el código: ADIOSHACIENDA10