IAE y CNAE, que son y cómo pasar de uno a otros

Publicado el 04/08/2022 por
Juncal de Haro
Categoría
Autónomos

¿Has escuchado hablar del IAE y CNAE? Seguro que sí, y más aún si estás comenzando a trabajar como autónomo y te encuentras con este gran dilema de creación de ambos códigos. Se tratan, como es lógico pensar, de términos súper cotidianos en los negocios de los autónomos. Así que en este artículo nos centramos en ellos: el IAE y CNAE.

Contenidos:

¿Qué es el IAE y el CNAE?

Es el Impuesto sobre Actividades Económicas que grava cualquier actividad económica que tiene lugar en nuestro país. Por lo tanto, todos los autónomos tienen que estar dados de alta en el IAE (que no significa tener que pagarlo obligatoriamente) y presentar las declaraciones establecidas en la ley.

Por lo que el IAE va a marcar una serie de obligaciones fiscales obligatorias ante la ley. Pero hay algunas empresas que se encuentran exentas del pago del IAE. Éstas están recogidas en el artículo 35.4 de la Ley 58/2003 Ley General Tributaria, y son:

  • Empresas con un volumen de facturación inferior a un millón de euros.
  • Contribuyentes sujetos al Impuesto de la Renta de no Residentes que operen en España con un establecimiento permanente y que no superen el millón de euros.

El CNAE es la Clasificación Nacional de Actividades Económicas que le facilita un código a cada actividad económica que un autónomo o empresa puede realizar. De esta manera las actividades se pueden clasificar y agrupar.

Este código suele ser de 4 dígitos sin fecha de caducidad y sirve para saber qué código corresponde a la actividad que se realiza, así como, para rellenar los formularios e impresos necesarios. Además, es obligatorio que lo tengan todas las empresas y sociedades para que así se pueda tener visibilidad y datos oficiales sobre ellas y su actividad económica.

Este código debe figurar en las escrituras de constitución y se podrá modificar cuando también lo haga la actividad que se lleva a cabo. Para eso, se debe de acudir al Registro Mercantil y proceder a su asiento, así como dar aviso a la Seguridad Social.

Los grupos son los siguientes:

Grupo A: Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca

Grupo B: Industrias extractivas

Grupo C: Industria manufacturera

Grupo D: Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado

Grupo E: Suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación

Grupo F: Construcción

Grupo G: Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas

Grupo H: Transporte y almacenamiento

Grupo I: Hostelería

Grupo J: Información y comunicaciones

Grupo K: Actividades financieras y de seguros

Grupo L: Actividades Inmobiliarias

Grupo M: Actividades profesionales, científicas y técnicas

Grupo N: Actividades administrativas y servicios auxliares

Grupo O: Administración Pública y defensa; Seguridad Social obligatoria

Grupo P: Educación

Grupo Q: Actividades sanitarias y de servicios sociales

Grupo R: Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento

Grupo S: Otros servicios

Grupo T: Actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico; actividades de los hogares como productores de bienes y servicios para uso propio

Grupo U: Actividades de organizaciones y organismos extraterritoriales

Por tanto, el CNAE lo forman grupos de letras que integran todas las unidades productoras. Dentro de cada grupo hay números dependiendo de la especialización. Por ejemplo, los más buscados suelen ser:

  • Restaurante: 5610
  • Inmobiliaria: 4110
  • Panadería: 4724
  • Farmacia: 4773
  • Peluquería: 9602
  • Taxi: 4932

¿Qué diferencias hay entre ambos?

El IAE, es un tributo y condiciona la forma de tributación de la persona autónoma. Mientras que el CNAE, por su lado, es una clasificación que sirve para hacer estadísticas oficiales en la Unión Europea sin ninguna repercusión fiscal. Como hemos visto, ambos tienen usos diferentes y no tienen por qué coincidir

¿Cómo transformar un código IAE en CNAE?

Hace falta tener el CNAE antes de poder pasar al IAE. Así que es muy fácil de transformar y obtener uno por otro, si se conoce el CNAE de la actividad principal o bien cuál es el CNAE que ha presentado en el Registro Mercantil al presentar las cuentas anuales.

Para encontrar esta información, la fuente oficial es el Instituto Nacional de Estadística (INE). Para ello, se debe indicar el Código CNAE que está compuesto por 4 dígitos sin comas ni puntos y validar el formulario para obtener el resultado del IAE compatible.

Aunque si bien es cierto que, existen herramientas gratuitas donde conseguirás ver la correspondencia de forma rápida a la hora de convertir IAE en CNAE. Aunque si tienes dudas siempre puedes preguntarnos a nosotros.

 

Es muy importante no cometer errores al seleccionar el epígrafe o código IAE y CNAE cuando uno se de alta como autónomo. Por lo que en cualquier momento puedes acudir a TaxDown y ponerte en contacto con nuestro departamento especialistas en autónomos para que te ayuden con todos los trámites relacionados con los mismos.

¿Quieres ahorrar en tu declaración?
Haz la declaración con nosotros
Accede a Taxdown

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.