Hacienda sabe cuál es tu vivienda habitual, te contamos cómo

Publicado el 10/05/2024 por
Alvaro Icaza
Categoría
Declaración de la Renta
Contenidos:

Resumiendo, que es gerundio

Hacienda determina si tu vivienda es habitual basándose en varios criterios: residencia efectiva y permanente por al menos tres años, coincidencia entre el domicilio fiscal y el empadronamiento, y consumo de servicios básicos. Te explicamos cómo cumplir estos requisitos para beneficiarte de deducciones fiscales y que tu declaración refleje correctamente tu vivienda habitual para evitar sanciones y devoluciones, especialmente si tus documentos fiscales y de empadronamiento no coinciden.

Quedan Días Horas Minutos Segundos para presentar tu declaración. Regístrate y calcula tu resultado GRATIS

A la hora de realizar la declaración de la renta, entra en juego un concepto tan importante como, muchas veces, complejo de determinar: vivienda habitual. ¿A qué se refiere exactamente Hacienda con “residencia habitual”? Incluso después de aparecer en múltiples deducciones, existen muchas incógnitas a su alrededor. ¡Y es más que conveniente entender qué significa! De lo contrario, ¡podrías estar perdiendo el derecho a ahorrarte el dinerillo de la deducción que nunca viene mal!

Para tu suerte, ¡tu superhéroe fiscal, TaxDown, ha llegado para resolver todas las dudas! En este artículo, te contamos cómo Hacienda saber cuál es tu “vivienda habitual”, dándote todas las claves necesarias para que, al terminar de leerlo, ¡ninguna cuestión te quite el sueño!

Lo primero, ¿qué es la vivienda habitual?

Seguro que la primera idea que se te viene a la cabeza es que “vivienda habitual” es aquella donde resides durante todo el año, mientras que “segunda residencia”, es aquella que solo utilizas para tomarte las  vacaciones de descanso taaaaan necesarias en veranito o en los días festivos.

¡Pues no, amigo! ¡Ojalá fuera así de fácil!

Hacienda establece una serie de condiciones que tu morada debe cumplir para que pueda ser considerada “vivienda habitual”. 

Lo primero que debe cumplir tu vivienda es que haya sido tu lugar de residencia durante, al menos, ¡tres años! Este requisito únicamente no se tendrá en cuenta en los siguientes casos: fallecimiento, celebración de matrimonio, separación, traslado laboral, obtención del primer empleo (o cambio del mismo) y traslado a otra vivienda, siempre y cuando la anterior no sea adecuada por una discapacidad del contribuyente.

¡Pero espera, que hay otra condición! Además, deberás haber residido en ella, ¡de manera efectiva y permanente!, en un plazo no superior a doce meses desde el momento de la compra, ¡o desde que terminaron las obras necesarias para su uso!

¡Y ojo, que aún hay otro factor a tener en cuenta! También se consideran como vivienda habitual una o dos plazas de garaje, siempre y cuando se cumplan dos requisitos: deben estar ubicadas en el mismo edificio que tu vivienda habitual y deben haber sido adquiridas en el mismo momento que la misma. 

¡Vaya manera de enrevesar las cosas tiene la Agencia Tributaria, eh! ¡Y nosotros que solo queremos tumbarnos en el sofá de nuestra casita con un refresco fresquito tras un duro día de curro! Menos mal que con nuestra ayuda te puedes quitar muchos quebraderos de cabeza de encima, porque sino… ¡Menudo marrón!

Cómo hace Hacienda para saber dónde está tu vivienda habitual

Llegados a este punto, te preguntarás: cómo hace Hacienda para descubrir que tu vivienda cumple con los requisitos mencionados. ¿Será que la Agencia Tributaria es adivina? ¡Pues no, amigo! Pero sí es investigadora… ¡Y mucho! 

El primer paso de la investigación de Hacienda es la revisión de tu dirección de empadronamiento en el padrón. Ya sabes, ese registro administrativo donde se señala a todos los residentes habituales y permanentes de un municipio.

El siguiente aspecto que recibe la atención de Hacienda es el domicilio fiscal, es decir, la dirección que utilizas en tu declaración de la renta. Se trata de comprobar si el domicilio fiscal y la dirección de empadronamiento coinciden. ¡Y no creas que Hacienda se despista con este tipo de datos! ¡No, señor! Es tan precavida, que ha creado una base de datos donde registra toooooodos los domicilios fiscales de los contribuyentes. Ufff… ¡Menudo trabajazo!

Además, este Sherlock Holmes financiero analiza tu consumo de suministros. ¡Cómo lees, no se pierde ni un detalle! Echará un vistazo a tus facturas de la luz, el gas y el agua para determinar si has estado residiendo en la vivienda que facilitas en la declaración de la renta o no. 

¡Pero espera! ¡Qué aquí no acaba todo!

La Agencia Tributaria aún podrá conocer cuál es tu residencia habitual comprobando un par de aspectos más: la lejanía a tu lugar de trabajo y de tu centro de salud. Así, tu vivienda habitual será aquella que más cerca esté del municipio donde ejerzas tu puesto de trabajo y del centro sanitario donde estés registrado más próximo.

Una casa encima de tu declaración de la renta con una calculadora y un lápiz al lado representando que Hacienda sabe cuál es tu vivienda habitual

Cosas que debes saber para no tener problemas con Hacienda

Si estás pensando en aplicarte alguna de las deducciones correspondientes a la residencia habitual… ¡Ten muchíiiiiiiiiisimo cuidado! La Agencia Tributaria no pasa por alto los errores a la hora de señalar la vivienda habitual en las declaraciones de IRPF… ¡Más bien todo lo contrario! 

Es importante que, en tu declaración de la renta, señales correctamente cuál es tu residencia habitual. ¡Sobre todo si has recibido alguna deducción! ¡Ojo, qué sabemos de qué te estamos hablando! Si te aprovechas de una deducción por tu vivienda habitual y, más tarde, Hacienda descubre que dicha vivienda no es tu residencia habitual… ¡Prepárate para devolver el importe íntegro de la deducción más un importe adicional del 50%!

Por este motivo, es tan importante que demuestres que la vivienda que figura en tu declaración de la renta es, efectivamente, tu residencia habitual. De lo contrario, Hacienda considerará que tu vivienda habitual será aquella que se ubique en el lugar donde obtienes tus ingresos. Si ni aún así es posible definir cuál es tu residencia, se revisarán tus últimas declaraciones del IRPF para utilizar la que figura en ellas.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.

¿Has hecho ya la declaración de la renta?

¡Y cuidado! Que Hacienda puede solicitarte la devolución de la deducción si has cambiado de vivienda habitual antes de que hayan pasado tres años desde la fecha de compra o de finalización de las obras para su uso. También podrá reclamarte el reembolso si no has utilizado tu vivienda anterior como tu vivienda habitual durante al menos tres años. Y aquí no acaban los problemas… ¡Porque la cantidad a devolver dependerá del caso particular! Cuantos más años te hayas beneficiado de deducciones, ¡más pagarás! Y cuanto más tiempo hayas residido en la vivienda anterior, ¡más pagarás! ¡Mucho cuidado, amigo! 

Por último, para aquellos casos donde el domicilio fiscal y el empadronamiento son diferentes, hay problemas, ¡pero, por suerte, también solución! Si quieres aplicarte alguna deducción de IRPF, tu objetivo debe ser conseguir que Hacienda valide que tu domicilio fiscal es tu vivienda habitual. Tal y como te explicamos antes, la Agencia Tributaria revisará ciertos datos para determinar cuál es tu residencia habitual. Es en este momento cuando debes sacarte de la manga los documentos que demuestren dónde has estado residiendo: recibos de la comunidad, certificado de centro de trabajo, libro de familia, recibos de los suministros, etc. Así que, te daremos un consejo de amigo a amigo: ¡almacena bien estos documentos en tu carpeta favorita!

¿Dudas? Usa TaxDown

El cálculo de estos períodos se realiza asignando los días cotizables a los períodos en los que no existió obligación de cotizar, siempre respetando el máximo de cinco años en total. Estos días se añaden al cálculo de tu pensión, lo que puede incrementar significativamente la cuantía final que recibes.

Si aún tienes dudas para determinar tu residencia habitual, ¡no te preocupes! ¡En TaxDown siempre estamos preparados para echarte una mano en tus trámites fiscales! Contamos con asesores fiscales expertos en la declaración de la renta que, además de resolver todas las dudas que te atormentan, ¡te garantizan el máximo ahorro!

¡Cómo lees! 

Con nosotros solo tendrás ventajas: convertimos los papeleos en caminos de rosas… ¡y siempre a un precio asequible! ¡No te lo pienses más! Nos tienes a un simple clic aquí.


Presenta tu declaración de la renta con nosotros, es fácil, rápido y te aplicarás todas las deducciones que te pertenecen. Calcula gratis tu resultado antes de que se acabe el plazo.

¡Regístrate ahora!

¿Quieres ahorrar en tu declaración?
Haz la declaración con nosotros
Accede a Taxdown

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
¡Haz ahora tu declaración de la renta y pagando un 10% menos!

Regístrate y usa el código: ADIOSHACIENDA10