Cómo hacer la declaración de la renta si tengo vivienda de uso turístico

¿Tienes una vivienda de uso turístico? Te explicamos que tienes que tener en cuenta en tu declaración.

+8.000 opiniones y 4,8/5 en Google

Comienza a ahorrar

Home » Cómo hacer la declaración » Cómo hacer la declaración de la renta si tengo vivienda de uso turístico

Si has comenzado a alquilar una vivienda turística, pero no tienes del todo claro cómo debe figurar este ingreso en tu declaración de la renta, ¡en Taxdown podemos ayudarte!

Aquí te dejamos una pequeña guía con todos los aspectos que debes tener en cuenta para cumplir con tus obligaciones fiscales.

Contenidos:

¿Qué es una vivienda turística y qué tipos de alquiler recoge la ley?

Se considera una vivienda turística aquella que se cede temporalmente a cambio de un precio. Aunque hasta hace pocos años no se distinguía entre el alquiler de temporada y de uso turístico, así que ambas se regían por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Pero en la actualidad, es una competencia de las CCAA.

Por lo tanto, lo primero que debes tener en cuenta antes de hacer tu declaración de la renta es la normativa aplicable en tu propia comunidad. Si no existe una específica, te regirás por la normativa de arrendamientos para aquellos usos que difieren del de vivienda. Este concepto se utiliza solo para la residencia permanente del inquilino.


Adiós, Hacienda. Hola, TaxDown

¿Quieres estar al tanto de las últimas novedades en fiscalidad? Únete a nuestra newsletter. Déjanos tu email y mantente informado:



Al tributar por una vivienda o piso turístico, la ley recoge tres tipos de alquileres. Aquí entran en juego los llamados servicios de hospedaje que se ofrecen en la vivienda y quien lleva a cabo la gestión. Estos tres tipos son:

  • Alquiler turístico con servicios de hospedaje.
  • Alquiler turístico sin servicios de hospedaje.
  • Alquiler gestionado por una persona física o empresa.

Pero, ¿qué son estos servicios de hospedaje? Pues se considera que son la recepción y la atención al cliente, la limpieza regular y el cambio de la ropa de cama y de baño, así como otros relativos a lavandería, prensa o la custodia del equipaje. También pueden ofrecerse servicios de alimentación.

Por el contrario, no son servicios de hospedaje la limpieza y el cambio de la ropa de cama y de baño únicamente en la entrada y salida de los inquilinos, la limpieza de las zonas comunes y el mantenimiento general de la vivienda.

Tributación en el Impuesto de Actividades Económicas e IVA

Ahora que ya sabes qué tipo de vivienda turística tienes, toca conocer su valoración en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y cuando debes añadir IVA. De cara a esta ley, quienes alquilan un piso turístico o equivalente se consideran empresarios, salvo que se acojan a alguna exención. ¡Vayamos por partes!

Alquiler turístico con servicios

El primer tipo, el alquiler turístico con servicios de hospedaje, se sitúa en el epígrafe 685: Alojamientos turísticos extrahoteleros. Se incluyen aquí la vivienda turística, el piso turístico, casas rurales y fincas rústicas y los albergues. En cuando al IVA, si ofreces la limpieza frecuente, servicios de lavandería o de alimentación, no te podrás acoger a ninguna exención y tendrás que emitir facturas con un IVA al 10%.

Viviendas de uso turístico que deben ser incluidas en la declaración de la renta 2021

Alquiler turístico sin servicios

El alquiler sin servicios de hospedaje, por el contrario, es el epígrafe 861.1: Alquiler de viviendas. Se refiere a cualquier inmueble con uso de vivienda, aunque sea temporal a turistas, tanto si tiene opción a compra como si no. Esta opción está exenta de IVA, así que ni tendrás que presentar el impuesto ni liquidarlo.

Y en el caso de que utilices plataformas como Airbnb o Wimdu, pagarás una comisión por sus servicios de gestión. Estos ya están sujetos al IVA del 21%, así que en tu cálculo del rendimiento neto que has obtenido, será para ti un gasto deducible.

Alquiler con gestión cedida

El último tipo, la cesión de la vivienda turística a una tercera persona o agencia para su gestión, se encuentra en el epígrafe es el 861.2: Alquiler de locales industriales y otros alquileres. Esta opción requiere la emisión de una factura con IVA al 21%.

Pero, ¿hay que pagar entonces el IAE? Pues según la Ley de Haciendas Locales, si el importe neto es inferior a 1.000.000 € no tendrás que hacerlo; tanto si eres una persona física como una entidad. Pero, ¡ojo! Aunque no tributes por este impuesto, sí que debes seguir cumpliendo con las obligaciones censales, mediante los modelos 036 o 037.

Tributación del alquiler turístico en el IRPF

Si ya te han quedado claras las diferencias entre los tipos de uso turístico y tienes identificada tu modalidad, solo te falta conocer cómo debes tributarlo en tu declaración de la renta. De nuevo, en cada tipo se sigue un procedimiento diferente.

IRPF con servicios de hospedaje

Si en tu vivienda turística ofreces los servicios de hospedaje que vimos, tendrás que colocar los rendimientos obtenidos en el apartado de rendimientos procedentes de las actividades económicas en tu declaración de la renta. Además de por los servicios, también van en este apartado si tienes, como mínimo, a una persona con un contrato laboral y a jornada completa.

IRPF sin servicios de hospedaje

Cuando tu vivienda o piso turístico no ofrece los servicios de hospedaje, salvo las limpiezas a la entrada y salida, este ingreso se considera rendimiento del capital inmobiliario. Para conocer la cifra exacta, tendrás que restar a tus ingresos íntegros todos los gastos que sean deducibles.

Pero, ¿y si no alquilas durante todo el año? Solo puedes imputar los gastos correspondientes a los días o meses que hayas tenido tu propiedad alquilada. Estos gastos deducibles son el IBI, las basuras, los suministros de agua, luz y gas, el Internet, la comunidad, el seguro de la vivienda y la amortización, principalmente. ¡Pero únicamente la parte proporcional del tiempo alquilado!

Si solo dedicas algunos meses fijados al alquiler, por aquellos en los que tu vivienda haya estado vacía tendrás que declarar una renta imputada por Hacienda. Se considera que podías haber tenido ingresos, pero decidiste no obtenerlos. Para ello, debes calcular el 1,1% o el 2% del valor catastral de tu vivienda, dividirlo entre 12 meses y multiplicarlo por el tiempo que ha estado vacío.

Pareja que acaba de llegar a una vivienda de uso turístico que el dueño tendrá que incluir en su declaración

IRPF con entidad gestora

Por último, si eres una persona arrendadora de un inmueble, pero no ejerces la actividad económica, tus ingresos se declaran como rendimientos de capital inmobiliario. En los gastos, tendrás que hacer el mismo cálculo que en el caso anterior. Y tanto en uno como en el otro, no podrás acogerte a las reducciones del 60% en tu declaración de la renta, dado que no se trata de un alquiler de vivienda permanente, sino con carácter temporal.

¿Aún te quedan dudas? ¡Entonces contacta con Taxdown! Con nuestros servicios, te ayudamos a pagar menos en tu declaración de la renta, ¡para que no pierdas ni un euro de lo que te corresponde!

¿Te ha servido este artículo?

¡Gracias por tu feedback! ¡Nos ayudará a mejorar!

Preguntas frecuentes


Son solo números … ¡pero hablan por sí solos!

34647284

euros ahorrados

472180

declaraciones realizadas

0

fallos en declaraciones

Personas como tú a las que hemos ayudado

Hablan de nosotros

¿A qué esperas para empezar tu declaración?

Vamos