Depreciación fiscal

La deducción de las inversiones que realizamos, es más común observarlo en empresas.

La deducción de las inversiones que realizamos, es más común observarlo en empresas.

¿Qué significa desgravar?

La depreciación fiscal es un concepto importante en la contabilidad y las finanzas, por ello, conocer su significado es sumamente importante y más si tenemos una empresa. ¿Te interesa el tema? ¡A quién no cuando se trata de pagar menos! ¡Aquí te lo contamos todo! 

Es la reducción de impuestos en activos, es un modo de recuperar parte de los costes que hemos realizado en nuestras inversiones. ¡Sí, es una ventaja fiscal!  

Cuando nos toque hacer la declaración de la renta, el propietario debe estimar la cantidad de depreciación. Esto les permite a las empresas reducir su carga tributaria y, por lo tanto, aumentar sus beneficios netos. Además, puede ayudar a las empresas a financiar e invertir en nuevos proyectos. El cálculo de la depreciación fiscal puede ser complicado, muchas veces requiere de conocimientos especializados en contabilidad y finanzas. ¡A continuación te comentaremos algunos de los requisitos más comunes! 

Por supuesto, no todos los bienes pueden entrar dentro de la depreciación fiscal, hay que cumplir unos requisitos y estos varían en función al país en el que estemos.

Características.

  • Se reduce el saldo activo de ganancia y también los impuestos a pagar. 
  • El propietario debe calcular la cantidad de la depreciación. 
  • Se aplica a una amplia gama de activos tales como edificios, maquinaria, vehículos, etc. 

Requisitos de la depreciación fiscal.

Tal y como se ha comentado, esto dependerá del territorio en el que estemos, pero la mayoría coincide en los siguientes requisitos

  • Los bienes pueden ser o no susceptibles (entiéndase susceptibles como bienes que pueden monetizarse). 
  • El declarante tiene que realizar un justificante de propiedad por cada activo que declare fiscalmente también tendrá la elección de realizar su declaración de la renta el año en el que adquiera el activo o el año posterior a este. Esto dependerá de la elección del declarante. 
  • La vida útil del activo debe ser mayor a dos meses, ¡que no se te olvide o ya no podrás pedir la depreciación!, además el activo debe poseer actividad económica, es decir que haya una producción o intercambio de bienes y servicios.  

¿En qué se diferencia con la depreciación contable? 

En la depreciación contable todos los bienes tienen una vida útil, estos con el tiempo se gastan, esta pérdida de valor de sus bienes es lo que conocemos como depreciación contable. Recuerda que, aunque la depreciación contable y la fiscal pueden estar relacionadas, no siempre son iguales. 

En conclusión, la depreciación fiscal es una herramienta importante para las empresas que desean reducir su carga tributaria y aumentar sus beneficios

Sin embargo, es importante comprender los pros y contras de la depreciación fiscal y cómo esta se relaciona y se diferencia de la depreciación contable para así poder aprovechar al máximo de esta herramienta.

Otros términos relacionados

Related Posts

Parece que no tenemos ningún término relacionado...